¡Tengo la uña negra!

Hematoma subungueal

 

 

Y eso es lo que dijo María José cuando acudió a la consulta de su podólogo en Málaga . A sus 43 añitos es una chica bastante activa. Practica running 4 veces a la semana, juega al pádel 2-3 veces y le encanta el esquí cada vez que tiene tiempo. El fin de semana pasado estuvo en Sierra Nevada y claro, después de una larga jornada disfrutando de la nieve eso es lo que le dolía el dedo gordo del pie y se empezó a poner negra la uña. A menudo acuden a consulta del podólogo muchas personas del mundo deportivo preocupados porque tienen manchas negras en la uña. Se trata de algo de lo más común cuando corremos o realizamos algún tipo de actividad donde se producen impactos sobre la punta del pie. Pueden presentarse en forma de ampolla subungueal o llenarse de sangre y lo que tendremos en este caso será un hematoma.
¿Los síntomas?
Son muy sencillos de identificar, aunque en ocasiones no los veremos, entonces tendremos que indagar sobre las actividades que ha estado realizando. Cuando corremos pendiente arriba los pequeños traumatismos van hacia la zona del talón, en cambio cuando la bajamos todos van hacia la punta de los dedos. Si lo nuestro deporte es el fútbol, cada golpe contra el balón ayuda a ennegrecer nuestras uñas, si jugamos al pádel, los frenazos hacen que golpeemos la punta de los dedos, si juegas al baloncesto ten cuidado, es fácil que te lleves un pisotón y si esquiamos como es el caso de María José, el peso del cuerpo hacia delante y las botas ajustadas harán que dañemos las uñas de los dedos más largos. Algunas veces sólamente sentiremos presión y dolor en la uña y otras veces veremos claramente una mancha transparente o ligeramente amarillenta, siendo una ampolla en este caso, o manchas oscuras (ampollas llenas de sangre) tratándose entonces de hematomas subungueales.
¿El tratamiento?
Es muy fácil, basta con pinchar la lámina y drenar el líquido que contenga (Haz click aquí para ver el video explicativo) mientras se encuentre llena y antes de que se reabsorba. Esto no prevendrá el que la lámina se caiga, pero alivia el dolor de manera inmediata. La técnica correcta para el drenado de la misma consiste en atravesar la lámina con una aguja estéril o bien desinfectada girándola como si pretendiéramos hacer fuego con un palo sobre la uña y dejar que salga todo el líquido de la ampolla. La sensación puede ser un poco angustiosa, pero cuando lo hagamos un par de veces veremos lo sencillo que resulta. Después sólo queda esperar. A medida que vamos caminando la uña se vaciará de todo su contenido, con lo que es fácil que manchemos los calcetines y se nos quedará con un aspecto bastante feo. En ocasiones se desprende la lámina por completo, y otras veces se queda hueca y vemos como avanza a conforme al crecimiento de la lámina ungueal.

 

Ampolla subungueal


Y recuerda que las uñas de los dedos de los pies crecen muy lentamente, con lo que si la ampolla está al principio del dedo gordo (eso que nosotros llamamos eponiquio del primer dedo), ármate dfe paciencia ya que puede tardar hasta un año en salir la nueva lámina completa.
En caso de que se te presente cualquier duda, consulta a tu podólogo, seguro que tienes uno cerca y estará encantado de orientarte.

 

Tags: 

Comentarios

Me ha sido de gran ayuda ja

Me ha sido de gran ayuda ja información que he leío en esta página, el sábado y domingo hice 2 carreras de 30 km y 4 uñas las tengo huecas con liquido y no sabia que hacer.
Ahora me ha quedado claro como actuar.
Muchas Gracias por la información.

Relme, Gracias a ti por tus

Relme, Gracias a ti por tus comentarios.
Si se te presenta cualquier otra duda o quieres que escribamos sobre algún tema en concreto ponte en contacto con nosotros e intentaremos generar una entrada en lenguaje sencillo aclarando lo que necesites.
Un saludo.

Añadir nuevo comentario